Imprimir
Bimedica.
quirofano
11.12.2018
La importancia de una adecuada higiene de manos
La importancia de una adecuada higiene de manos

Una adecuada higiene de manos con jabón o gel antibacterial es una de las maneras más efectivas para prevenir enfermedades intrahospitalarias. Con esta práctica, evitamos la transmisión de microorganismos de una persona a otra, evitando infecciones asociadas a la atención hospitalaria. Éstas son responsables de la muerte de miles de personas en el mundo en instituciones de salud y lugares con niveles exigentes de Bioseguridad.

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) las manos deben lavarse cuando estén visiblemente sucias; de lo contrario, puede usarse una solución alcohólica para una asepsia rápida.


Recomendaciones generales

Se deben mantener las uñas cortas y sin esmaltes, facilitando así la limpieza de éstas. No usar anillos, relojes ni pulseras que actúan como depósito de gérmenes, dificultando la limpieza de manos y muñecas.

Técnica de Lavado con Solución Hidroalcohólica.

Este proceso dura aproximadamente 20 a 30 segundos. Es más rápido, más eficaz y mejor tolerado, que lavarlas con agua y jabón.

  • Depositar en la palma de la mano una dosis de producto suficiente para cubrir todas las superficies a tratarFrotar las palmas de las manos entre sí.
  • Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos, y viceversa
  • Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos
  • Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo atrapándolo con la palma de la mano derecha, y viceversa
  • Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa.
  • ?.una vez secas, las manos ya estarán seguras?.

Técnica de lavado con Agua y Jabón.

Cuando se sospeche o se tenga constancia de haber estado expuesto a patógenos que liberan esporas, y en particular a brotes de Clostridium difficile, el método preferible consistirá en lavarse las manos con agua y jabón.

  • Mojar las manos con agua
  • Depositar en la palma de la mano una cantidad de jabón suficiente para cubrir todas las superficies de la mano.
  • Frotar las palmas de las manos entre sí
  • Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos, y viceversa.
  • Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano con la palma de la mano opuesta, agarrándote los dedos.
  • Frotar con un movimiento de rotación el pulgar izquierdo atrapándolo con la palma de la mano derecha, y viceversa
  • Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa
  • Enjuagar las manos con agua abundante

Secar con una toalla de un solo uso.

¿Cuándo es imprescindible lavarse las manos?

  1. Antes del contacto con el paciente
  2. Antes de realizar una tarea aséptica
  3. Después del riesgo de exposición a líquidos corporales
  4. Después del contacto con el paciente
  5. Después del contacto con el entorno del paciente

... y además ANTES Y DESPUÉS de:

  • Entrar/Salir de la estancia del paciente
  • La utilización del Equipo de Protección Individual (EPI)

RECUERDA...

LOS GUANTES NUNCA SUSTITUYEN A LAS MEDIDAS DE HIGIENE DE MANOS