Imprimir
Bimedica.
Volver

Las ventajas de la ropa desechable

hospitales
30.01.2020

La utilización de vestuario/ropa desechable es imprescindible en muchos sectores profesionales como el clínico, hospitalario y alimentario, en los que se deben extremar y asegurar las estrictas medidas de seguridad e higiene que existen en ellos.

Estas son las ventajas que ofrece el uso de ropa desechable frente a la tradicional:

  • Higiene: Evita manchas e infecciones cruzadas. Al no sufrir desgaste el vestuario de un sólo uso nos transmite mayor confianza y comodidad, ya que está en perfectas condiciones.
  • No requiere almacenamiento: el vestuario desechable como su propio nombre indica, se desecha tras su uso.
  • Económica: El vestuario desechable no necesita lavado ni esterilización lo que supone un gran ahorro tanto económico como energético.
  • Cómoda de usar: Es muy fácil de manejar y se adapta muy bien al cuerpo.
  • Impermeabilidad: Una de las características principales del vestuario de un solo uso es la impermeabilidad, para así garantizar que los residuos infecciosos no penetren la ropa del sanitario o del paciente.

La protección que ofrece la ropa desechable en sectores clínicos y hospitalarios es en doble sentido, ya que protege de infecciones y virus tanto al paciente como al profesional. Los materiales de Polietileno (tela sin tejer) y Polipropileno de los que están confeccionados este vestuario, les aportan buena resistencia química y también a la humedad. De esta manera, la utilizaremos en aquellos sectores donde los trabajadores estén expuestos a un mayor riesgo de contaminación tanto química como física, sin olvidarnos que además y de igual manera se utiliza para evitar que estos trabajadores contaminen con su sola presencia y su ropa habitual, zonas delicadas.

Algunos ejemplos de vestuario desechable serían:

  • Guantes: Los guantes desechables son los elementos más comúnmente usados los ámbitos sanitarios, industriales, alimentarios, e incluso en el doméstico (labores de limpieza). Nos evitan tocar elementos o agentes perjudiciales o tóxicos.
  • Mascarillas: Elemento de protección que se suele usar en ámbito clínico, sector de limpieza o de alimentación. La mascarilla evita no solo que podamos coger bacterias del aire, sino que nuestra respiración contamine (ambiente o persona).
  • Cubrezapatos/cubrebotas: Se utilizan para cubrir los zapatos y evitar contaminar o dañar cualquier superficie.
  • Batas: Se usan en una gran cantidad de entornos como hospitales, quirófanos, plantas procesadoras, plantas de alimentos… Nos aíslan de los posibles agentes (sobre todo infecciosos) y elementos que se puedan adherir a nuestra ropa y que puedan perjudicar la calidad del trabajo a desarrollar.
  • Pijamas: Cada vez más utilizados en los hospitales, evitan manchas y contaminación personal.
  • Gorros: Evitar que nuestro cabello caiga en lugares poco adecuados. Se usan en hospitales, quirófanos, plantas químicas, plantas de procesamiento de alimentos o cocinas.
  • Delantales: Su uso evita manchas y salpicaduras.